KitchenAid

Hoy quería hablaros de mi KitchenAid. Es una de esas herramientas que no sabes que necesitas hasta que la conoces y la pones en funcionamiento. Es como algo mágico e hipnótico. Hace justo un año que, con la excusa de mi cumpleaños, me regalaron una. Estaba fascinada, era de color rojo manzana. Con ese aire retro tan elegante que encaja en cualquier cocina. Con ese movimiento planetario tan peculiar. Vamos me volví loca por estrenarla y desde entonces no he dejado de utilizarla en todas y cada una de mis recetas dulces.

KA 1

Mucha gente me pregunta si mis recetas se pueden hacer si no tienes una batidora en condiciones. Y os debo decir que los resultados en la mayoría de los casos son infinitamente mejores si utilizas una batidora que si lo intentas hacer con cualquier otra herramienta. Os lo digo por experiencia… No es algo imprescindible en la mayoría de casos pero para algunas recetas es casi imposible lograr buenos resultados sin una batidora (sea de pie o de mano).

Hasta el año pasado, tenía a mi Thermomix como máxima compañera de batallas. Y intentaba hacer buttercream con las varillas de la minipimer o incluso con la Thermomix… pero claro, de tanto probar acabé rompiendo las varillas del minipimer. Y la Thermomix se quedaba bloqueada sin poder girar bien para mezclar los ingredientes. Era fustrante. Tantas recetas al abasto, y yo sin poder hacerlas en condiciones, los resultados dejaban bastante que desear, porque el batido de la Thermomix no tiene nada que ver con el de una batidora. Me faltaban las herramientas adecuadas.

Lo cierto es que solo puedo hablaros de KitchenAid, pues no conozco las batidoras de otras marcas. Esta es una máquina robusta, de fácil funcionamiento y con funciones muy sencillas. Cuando me compré la Thermomix os debo decir que me costó bastante hacerme con ella, no paras de mirar el libro y seguir a rajatabla las recetas, asegurando el resultado con el tiempo y la velocidad. Conozco mucha gente que tiene la Thermomix y que apenas la utiliza. Y creo que es por eso, porque cuesta mucho hacerse con los tiempos y velocidades, hasta que logras adaptar tus recetas habituales al uso de la máquina. Entonces se vuelve un elemento de gran ayuda en la cocina y no un engorro de máquina que solo te permite preparar las recetas de un libro en lugar de tus recetas caseras!.

Con la KitchenAid no me ha pasado eso. El libro (que no viene con la máquina sino que has de pedirlo gratuitamente después) es más bien algo que sirve de guía, pero en realidad puedes aventurarte a preparar lo que sea sin mayores problemas. Quizás lo que cuesta un poco más es reconocer cuando utilizar un accesorio o otro, luego hablaremos de esto.

Otra cosa que me gusta, es que este producto lleva en el mercado desde 1919 cuando se lanzó la primera KitchenAid, y apenas a sufrido variaciones, es una máquina realmente fiable. El diseño es simple y se ha mantenido casi inalterado desde 1936. La marca incluso dice que es posible utilizar accesorios de 1936 en las máquinas actuales sin ningún problema!. Se fabrica en un montón de colores divertidos que le dan un toque diferente.

Pero lo más importante de la KitchenAid quizás sea su movimiento planetario. Esta rotación ya se patentó en 1919 y su éxito reside en que el batidor rota en un sentido mientas al mismo tiempo está girando en sentido opuesto sobre su propio eje. Creo que es este movimiento tan peculiar el que hace que las cremas, merengues, galletas y bizcochos (entre muchas otras cosas) queden espectaculares.

Existen varios modelos, según potencia, capacidad y funcionamiento. La que yo tengo es la Artisan, que es un modelo intermedio entre la KitchenAid Clásica, que básicamente tiene un poco menos capacidad y menor potencia y los modelos Profesional que tienen mucha más potencia, capacidad y un funcionamiento un poco diferente. Hoy me centraré en la Artisan. Es una batidora fantástica, la capacidad es suficiente para hacer cosas caseras y trae como accesorios básicos un bol de acero inoxidable, un batidor de varillas, un gancho amasador y un batidor plano. Y luego trae una tapa de plástico con una boca por donde se pueden añadir los ingredientes y que sirve para que evitar en cierta medida las salpicaduras.

El Batidor de Varillas sirve principalmente para que entre aire en los ingredientes, por ejemplo cuando queremos montar claras de huevo a punto de nieve o nata. Os aseguro que os quedará el mejor merengue que jamás hayáis probado!!. No se debe batir con mucha velocidad y siempre es mejor empezar a velocidades bajas y ir subiendo hasta velocidad media. Si se bate a demasiada velocidad o durante demasiado tiempo (la máquina es realmente potente) el resultado puede no ser bueno porque el aire que entra a la mezcla es menor y os quedará una mezcla pesada. Utilizaríamos este accesorio para huevos, pasteles esponjosos, clara de huevo, cremas espesas o merengue italiano.

KA 7

El Gancho Amasador sirve para preparar pan, pasta o pizzas. Es importante mezclar bien primero los ingredientes secos antes de añadir los líquidos. Una de las cosas que más me gustan es la facilidad con la que se mezclan los ingredientes. Por ejemplo para hacer pizza, lo mezcla todo en un momento y el resultado es una masa elástica y fina, bien mezclada.

KA 4

El Batidor Normal o Plano sirve para hacer un batido más delicado, para hacer masas de pasteles, galletas o batir salsas. En especial sirve para hacer buttercream o cualquier crema a base de mantequilla. Lo utilizo para todas las cremas que preparo para mis pasteles. Lo importante es empezar batiendo despacio para evitar salpicaduras y, si estáis haciendo buttercream, para evitar montar la fiesta del azúcar por toda la cocina.

KA 6

Luego existen infinidad de accesorios: para hacer pasta, una picadora, un colador de frutas, para hacer salchichas, exprimidor, bol para hacer helados, etc. Hay muchísimos aunque yo aún no los he probado por lo que no puedo opinar sobre ello. Lo único que os diré es que suelen ser bastante caros. Lo único que he comprado a parte ha sido otro vaso de trabajo, que os aseguro es muy útil cuando utilizas la batidora habitualmente pues te permite hacer varias mezclas a la vez sin tener que limpiar constantemente el vaso. Y un batidor con lado flexible, que realmente tampoco es que sea mucho mejor que el batidor normal pero bueno, logra mezclar mejor los ingredientes y que no se quede tanto en las paredes y sobretodo en el fondo.

KA 5

Existen 10 velocidades diferentes. La velocidad 1 sirve para revolver, ligar mezclas espesas o añadir líquidos a mezclas secas. La velocidad 2 sirve para mezclas poco espesas o demasiado líquidas por lo que salpican demasiado, para iniciar la mezcla entre harina y mantequilla por ejemplo. La velocidad 4 es para mezclar masas semi espesas, para batir por ejemplo el azúcar con la mantequilla para hacer galletas. La velocidad 6 es una velocidad media, que sirve especialmente para hacer cremas y mezclas de pasteles. La velocidad 8 sirve para batir cremas y merengue italiano. La velocidad 10 sirve para batir y mezclar de forma rápida, sirve para mezclar pequeñas cantidades de crema o claras de huevo. Como podéis ver en la foto, el pasar de una velocidad a otra es muy sencillo.

KA 2

Además os diré que esta batidora tiene otra ventaja y es que el brazo tiene dos posiciones, así que cuando quieres echar los ingredientes por ejemplo, puedes levantar el brazo sin problemas para que tengas suficiente espacio para operar o ver el resultado de lo que estás haciendo en el vaso. También el levantar o bajar el brazo es sencillo. La única cosa que quizás no me gusta mucho es que no existe un mecanismo de seguridad que bloquee la máquina cuando estás levantando el brazo.

KA 3

Para concluir os diré que realmente estoy encantada de tener la KitchenAid y, a pesar de su precio, creo que vale la pena la inversión. Los resultados que obtengo con esta máquina son espectaculares y infinitamente mejores que con cualquier otra batidora, cualquier crema os cundirá más porque lograréis mayor volumen gracias a su movimiento planetario y su potencia.

Si estáis pensando en comprar una batidora porque no tenéis ninguna y no queréis gastaros el dinero porque estáis empezando, os recomendaría comprar una batidora de mano que son bastante potentes y por unos 60 euros podéis encontrar modelos que no están nada mal (aquí podéis ver un ejemplo).

Espero que os haya resultado útil el post.

Nota: Información sacada de El Libro de Cocina KitchenAid y el manual de uso.  

2 comentarios en “KitchenAid

    • Hola Pachita! Bienvenida a Cake Attraction!!. Comentarte que todas las recetas del blog, o prácticamente todas las hago con la kitchen aid así que puedes coger las recetas del blog para realizarlas con tu nueva adquisición, que ya te digo vas a quedar encantada porque es una batidora fantástica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s