Cómo preparar unos Cupcakes Perfectos

Siempre he pensado que los cupcakes son preciosos… Son un postre versátil, que puedes combinar con infinidad de sabores y colores, y decorar de mil maneras diferentes!. Pero para lograr un acabado perfecto hay que practicar un poquito y seguir algunas recomendaciones. El objetivo de este post es hablar de esas cosas que os pueden ayudar a lograr un resultado perfecto en vuestros cupcakes.

Herramientas para unos Cupcakes Perfectos:
Cápsulas para cupcakes
Molde para cupcakes
Un utensilio para hacer bolas de helados

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

PREPARACIÓN

Los ingredientes utilizados en los cupcakes son bastante variables pero sí que podemos generalizar algunas recomendaciones. Los ingredientes idealmente deben estar a temperatura ambiente, sobretodo recetas que llevan por ejemplo mantequilla. Se logra una mezcla mucho más cremosa y que se integra perfectamente con el resto de ingredientes. Esta recomendación no aplica para recetas que lleven nata o quesos cremosos que requieren refrigeración. Los huevos mejor también si están a temperatura ambiente, se montan mejor. Y la harina y cacao siempre hay que tamizarlos. Tened en cuenta que la harina ha de ser normal, no es necesario que sea de repostería o de fuerza, ya que ésta se utiliza más para panes y otro tipo de masas.

Normalmente lo primero es batir los huevos con la grasa (ya sea mantequilla o aceite, que lo mejor es utilizar aceite de oliva suave), el azúcar (ya sea blanquilla o moreno) y los extractos o aromas que vayamos a utilizar. Y por otro lado tener tamizado los ingredientes secos: la harina, el cacao y la levadura (tipo Royal).

Para la primera parte, el batido de los ingredientes húmedos, debemos utilizar una batidora de varillas o una varilla manual, en esta parte la clave es: cuanto más batimos mejor. No hay que sobre batir pero es bueno partir de una masa suave, esponjosa y que tenga aire incorporado gracias a las varillas así que no os cortéis en dejar trabajar a vuestra batidora unos minutos en este paso. Veréis que es suficiente cuando la mezcla quede esponjosa y se aclare un poco.

Después incorporamos los ingredientes secos que siempre estarán tamizados. Esta segunda parte es importante que se haga con mimo y cuidado. Es mejor hacer este paso a mano, normalmente lo hago con un tenedor o una espátula, e ir mezclando con tranquilidad y procurando no incorporar aire a la mezcla. Siempre guardo un puñado de harina para el final que es la que mezclo con la levadura a parte y añado a última hora para no manipular demasiado la masa una vez incorporada la levadura para evitar que os quede un cupcake duro o que no suba correctamente.

Cupcake perfecto 2

Una vez tenemos nuestra masa preparada procederemos a rellenar las cápsulas. Lo más importante es lograr que todos nuestros cupcakes sean lo más regulares posibles y que además no sobresalgan de las cápsulas. Todas las herramientas que os indico son imprescindibles para lograr un resultado exitoso.

Las cápsulas han de ser especiales para cupcakes, no sirven las de magdalenas, y además han de ser de alta calidad porque con la grasa de la masa el papel tiende a separarse del bizcocho una vez horneado dando un aspecto muy feo.

Cupcake perfecto 1

Además de unas buenas cápsulas necesitaremos también los moldes para cupcakes. Éstos son necesarios para evitar que cuando los horneamos se abran y queden más parecidos a una magdalena que a un cupcake. Os pongo aquí dos ejemplos, el de la izquierda está hecho con el molde para cupcakes y el de la derecha sin. Como veis el papel tiende a abrirse y no queda tan bonito.

Cupcake perfecto 9

Cupcake perfecto 3

Colocar las cápsulas en el molde y con la ayuda del utensilio de hacer bolas de helado cogemos un poco de la masa preparada y lo echamos en cada cápsula con cuidado. El utilizar el utensilio de helado no es imprescindible pero ayuda a que vuestras cupcakes sean más similares y que podáis rellenar los moldes más fácilmente.

Pensad que el aspecto de un cupcake es un bizcocho plano, que no sobresale del papel, así que no os animéis rellenando porque si no, corréis el riesgo que se salga la masa al subir el bizcocho. Lo ideal es rellenar dos terceras partes de cada cápsula.

Cupcake perfecto 4 Cupcake perfecto 5

El horno debe estar funcionando arriba y abajo, a unos 175 grados aproximadamente. Es importante no subir más la temperatura para asegurar que los cupcakes crezcan despacio y no se abran por arriba sino que queden planos. Normalmente se hornean entre 12 y 18 minutos, hay que estar muy atentos con el tiempo. Pensad que son pastelitos pequeños y se quedan secos enseguida si nos pasamos unos minutos en el tiempo de horno. Lo importante es no abrir el horno durante los primeros 10 minutos y luego ir comprobando el avance de los cupcakes insertando un palillo hasta que éste salga limpio.

Cupcake perfecto 6

Una vez horneados los dejaremos reposar en el molde un par de minutos antes de enfriar los cupcakes totalmente sobre una rejilla. Este paso es importante para evitar la humedad en nuestras cápsulas.

Cupcake perfecto 7

Para decorar los cupcakes existen infinidad de cremas buenísimas. Lo más importante es dejar que estén bien fríos antes de decorarlos. Espero que os haya gustado la entrada y espero vuestros comentarios!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s