Tarta de Queso y Chocolate sin Horno

Con estos calores no hay quien encienda el horno, ¿verdad? Por eso hoy os traigo una tarta que no requiere encenderlo!. Una base de galleta acompañada de una tarta muy suave hecha de queso Philadelphia y chocolate. Es muy rápida de hacer y luego podéis decorarla como he hecho yo en este caso o dejar una presentación más sencilla pero igual de rica.
Tarta de Queso y Chocolate 10
Ingredientes para la Crema de Queso y Chocolate (molde 23 cm – 14 personas)
900 gr de queso Philadelphia (que no sea light)
1 cucharadita de extracto de vainilla
400 gr de chocolate negro de fundir
100 gr de azúcar en polvo (si queréis que sea un poco más dulce podéis añadir un poco más)

Ingredientes para la base galleta

350 gr de galletas Marbú dorada
90 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharada rasa de cacao

Ingredientes para la cobertura
100 gr de chocolate de fundir
30 gr de mantequilla
25 gr de nata líquida

Ingredientes para la trufa montada
175 ml de nata líquida
50 azúcar glass
20 gr de cacao en polvo

Otros

Papel de acetato
Boquilla estrella y manga pastelera
Perlas para decorar

PREPARACIÓN
Cómo preparar la base de galleta
Triturar la galleta junto con la mantequilla a temperatura ambiente unos segundos con la thermomix o el minipimer.
Tarta de Queso y Chocolate 1
Añadir el cacao en polvo y triturar hasta que quede bien picado y homogéneo.
Tarta de Queso y Chocolate 2
Tarta de Queso y Chocolate 3
Forrar un molde desmoldable de 23 centímetros de diámetro con papel de horno en la base y con papel de acetato en los laterales. Echar la galleta triturada y presionar cubriendo toda la base del molde. Meter en la nevera para que se endurezca.
Tarta de Queso y Chocolate 4
Cómo preparar la Crema de queso y chocolate
Derretir el chocolate en el microondas y reservar hasta que esté completamente frío. El queso ha de estar a temperatura ambiente. Batir el queso Philadelphia en la batidora de varillas durante un par de minutos hasta lograr que esté blando y cremoso. Añadir el azúcar en polvo y batir un minuto más. Añadir la vainilla y batir unos segundos.
Tarta de Queso y Chocolate 5
Añadir el chocolate derretido que estará a temperatura ambiente (es importante que no esté caliente). Batir durante dos o tres minutos hasta lograr que la mezcla quede blanda y suave.
Tarta de Queso y Chocolate 6
Colocar en el molde sobre la galleta y alisar la superficie. Meter a la nevera.
Cómo preparar el chocolate de cobertura
Calentar al microondas a intervalos cortos la mantequilla con el chocolate. Mezclar bien y luego añadir la nata templada. Mezclar todo y echar sobre la tarta. Ayudaros con una cuchara para extender el chocolate rápidamente antes de que se solidifique. Dejar enfriar la tarta como mínimo 12 horas antes de disfrutarla.
Tarta de Queso y Chocolate 7
Cómo preparar la trufa para la decoración (opcional)
Batir la nata con las varillas hasta que esté semi montada, añadir el azúcar glass con el cacao y batir hasta que quede dura (es importante no batir en exceso para evitar que se convierta en mantequilla). Decorar con la ayuda de una boquilla de estrella.
Tarta de Queso y Chocolate 9
Tarta de Queso y Chocolate 11

Mona de Pascua de Chocolate

Hoy os traigo una idea sencilla para ayudaros a preparar una Mona de Pascua para regalar estos días. En realidad las tiendas están a tope de Monas de lo más modernas y curiosas, con los personajes preferidos de vuestros sobrinos o ahijados. ¿Pero qué mejor regalo que hacerla vosotros mismos?!. Venga animaros que por un presupuesto ajustado tendréis resultados asombrosos y además le podéis poner vuestro toque personal!!.

Mona Pascua 6

Ingredientes para el bizcocho:
260 gr de mantequilla sin sal
60 gr de cacao en polvo sin azúcar
90 ml de agua hirviendo
180 ml de leche templada
270 gr de harina tamizada
¾ de cucharadita de bicarbonato sódico
½ cucharadita de sal
350 gr de azúcar
2 cucharaditas de extracto de vainilla
3 huevos grandes

Ingredientes para la Buttercream de Chocolate:
250 gr de mantequilla sin sal
250 gr de Icing Sugar (Tate & Lyle)
135 gr de chocolate de cobertura
2 cucharaditas de extracto de vainilla
60 ml de nata líquida para montar

Para decorar vuestra Mona

1 figura de chocolate
1 bolsa de huevos pequeños de chocolate de colores
1 manga pastelera
1 boquilla de estrella
Almendra crocanti (0pcional, yo en este caso no lo he utilizado)

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

PREPARACIÓN
Pre calentar el horno a 180 grados. Para esta receta he utilizado un molde de 23 centímetros de diámetro para que quede una superficie suficientemente grande para poder decorar la mona.

Cómo preparar el bizcocho de chocolate
Tamizar el cacao en un cuenco mediano. Añadir el agua hirviendo y batir hasta que no tenga grumos.

Mona Pascua 1

Añadir después la leche templada y dejar que enfríe. Tamizar la harina junto con el bicarbonato sódico y la sal en un cuenco y reservar.

Con la ayuda del batidor plano de nuestra batidora, batir la mantequilla que estará a temperatura ambiente hasta que esté blanda (durante unos 5 minutos). Añadir poco a poco el azúcar y batir de nuevo durante 2 minutos hasta que esponje. Añadir el extracto de vainilla y batir hasta integrar.

Mona Pascua 2

Semi batir un huevo y añadirlo sin dejar de batir sobre la mezcla anterior. Repetir esta operación con cada huevo hasta que esté bien integrado.

Con la batidora a velocidad baja añadir en tres tandas alternadas, la mezcla de harina y la de cacao que teníamos reservada. Empezar y acabar con la harina, batir solo para ligarlo, procurad no batir en exceso.

Mona Pascua 3

Rellenar el molde y hornear durante 60 minutos o hasta que al pincharlo con un cuchillo éste salga limpio. Dejar enfriar sobre una rejilla. Podéis preparar un almíbar si queréis aunque yo en este caso no lo he hecho.

Cómo preparar la Buttercream de Chocolate y Nata
Derretir el chocolate en el microondas o al baño maría, mezclar bien y reservar para que se enfríe. Batir durante dos minutos la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente con el azúcar hasta que blanquee. Añadir la vainilla y batir de nuevo hasta que esté integrado. Al final añadiremos la nata y subiremos un poco la velocidad y lo batiremos durante aproximadamente un par de minutos más.

Esta crema tiene la ventaja que con el frío se endurece y por lo tanto podéis decorar sin problemas ya que al meterlo en la nevera quedará todo muy fijo. Por otro lado es importante utilizarla cuanto antes, mientras esté blanda para poder cubrir el pastel sin tener problemas.

Cómo montar la Mona de Pascua
Cortar el bizcocho en dos mitades y rellenarlo con la crema de trufa. Cubrir toda la tarta con la crema restante y podéis hacer la decoración que más os guste. Yo he utilizado una boquilla grande de estrella para decorar los laterales pero también podéis comprar almendra crocanti por ejemplo para poner por los lados y también os quedará bonito.

Mona Pascua 7

Colocar la figura de chocolate y los huevos alrededor. Y dejar enfriar en la nevera.

Mona Pascua 8

Espero que os haya gustado y disfrutéis de regalar esta mona en estos días de Pascua. También podéis ver otras ideas para estos días de Pascua: cómo decorar un huevo de chocolate o cómo preparar unos nidos de cupcakes.

Nota: Bizcocho de chocolate del libro “Pasteles” de Martha Stewart y crema de chocolate del libro de Bea Roque “El rincón de Bea”.

Bundt de Chocolate y Nueces

¿Alguna vez habéis hecho un bundt cake?. Si la respuesta es no, os recomiendo esta receta para que os aventuréis a probar. Es un bizcocho super fácil de hacer, solo tenéis que ver lo breve que es la receta!. Y el resultado está delicioso, es muy suave y esponjoso, y además es de chocolate!!. El toque de las nueces es muy original, da un contrapunto entre el bizcocho que casi se desmenuza solo y el crujiente de los frutos secos.

Choco Bundt 13

Ingredientes:
420 gr de Mantequilla sin sal, ablandada
350 gr de azúcar blanquilla
6 huevos grandes
220 gr de Icing Sugar
270 gr harina de trigo
70 gr de cacao en polvo sin azúcar
240 gr de nueces en trozos, yo en este caso he utilizado solo 100 gr

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

PREPARACIÓN
Pre calentar el horno a 170 grados. Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente para que el resultado sea óptimo. Preparar el molde de bundt cake o cualquier otro que queráis utilizar, hay que engrasarlo bien con mantequilla asegurando que todos los bordes y recovecos estén bien cubiertos y espolvorear sobre la mantequilla un poco de cacao en polvo. Dar la vuelta al molde y sacar el exceso de cacao con unos golpes. Reservar.

En el bol de la batidora mezclar a velocidad media y con la ayuda de un batidor plano, la mantequilla ablandada con el azúcar blanquilla hasta que blanquee y esté esponjoso.

Choco Bundt 2

Añadir los huevos, uno a uno, batiendo bien en cada adición hasta que estén bien integrados. Añadir gradualmente el Icing Sugar hasta que la mezcla quede homogénea.

Choco Bundt 4

Tamizar la harina con el cacao y mezclar en dos veces con la ayuda de un tenedor o una espátula hasta que quede bien mezclado.

Choco Bundt 5

Choco Bundt 7

Añadir las nueces.

Choco Bundt 8

Echar en el molde la mezcla y meter al horno unos 50-55 minutos.

Choco Bundt 11

Es importante no abrir el horno durante la cocción. Este bizcocho ha de quedar un poco blando por el centro, si lo dejáis demasiado en el horno se vuelve una mezcla más seca y pierde la gracia, por este motivo el hecho de pinchar con un palillo largo no sirve para saber si está hecho porque ha de salir manchado.

Choco Bundt 14

Choco Bundt 9

Nota: receta sacada de “Best of the Bundt” de Nordic Ware.

Brownies de Chocolate y Avellanas

Hoy os traigo una receta de Brownie de avellana muy rica. Se trata de postre típico de Estados Unidos, su aspecto es de un bizcocho plano, que se sirve en porciones pequeñas y que es de color marrón oscuro, “brown” en inglés, debido a que su ingrediente principal es el chocolate, de ahí el nombre de “brownie”.

Brownie 13

Normalmente además de llevar chocolate, las nueces suelen estar presentes en casi todas las recetas, pero en esta ocasión en lugar de poner nueces he utilizado avellanas, que le dan un toque un poco más ligero y crujiente. La textura de un brownie es bastante peculiar, es consistente, debe quedar blando y suave por dentro y por fuera formar una fina costra crujiente. Animaros a probar esta receta, os aseguro que no os arrepentiréis!.

Brownie 10

Ingredientes:
100 gr de avellanas tostadas y peladas
175 gr de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr de chocolate para fundir (Nestlé Postres)
260 gr de azúcar blanquilla
4 huevos grandes
200 gr de harina
25 gr de cacao en polvo (un poco más para espolvorear)

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

PREPARACIÓN
Poner la mantequilla junto con el chocolate en un bol apto para microondas y a intervalos pequeños de tiempo derretirlo.

Brownie 2

Es mejor ir comprobando cada poco y batir para que se integren los ingredientes, para asegurar que no se os quema el chocolate porque si no tendríais que empezar de nuevo.

Brownie 3

Una vez esté el chocolate completamente derretido y bien mezclado, reservar y dejar que enfríe.

Brownie 4

Pre calentar el horno a 200 grados y preparar el molde que vamos a utilizar. Lo ideal para esta receta es un molde rectangular. No es necesario que tenga paredes muy altas. En este caso he utilizado un molde de 30 cm por 23 cm. Mojamos el molde con un poco de mantequilla en las esquinas y paredes, y encima ponemos papel de horno (así luego nos será más fácil de desmoldar junto con el papel sin que se rompa).

Brownie 1

Cortar las avellanas en trozos irregulares, no muy pequeños.

Brownie 5

Integrar el azúcar en la mezcla del chocolate que ya estará fría.

Brownie 6

Batir los huevos en un bol a parte e ir añadiendo en 4 veces, mezclando bien entre cada adición. Tamizar la harina con el cacao sobre el chocolate, el tamiz o colador ha de estar alto para que airee.

Brownie 7

Mezclar la masa con la ayuda de un tenedor o espátula hasta que la masa quede lisa y sin manchas de harina. Agregar las avellanas picadas y mezclar para que queden bien repartidas en la mezcla.

Echar la mezcla en el molde y con la ayuda de una espátula extender bien por las esquinas y alisar.

Brownie 8

Hornear durante unos 12-15 minutos, al pinchar con un palillo, éste debe salir un poco manchado. Dejar enfriar el brownie en el mismo molde.

Brownie 9

Con la ayuda del papel de horno que habremos puesto en el molde desmoldar y cortar con un cuchillo en porciones no muy grandes. Limpiar el cuchillo entre corte y corte.

Brownie 11

Tamizar el cacao sobre los brownies. Y ya podréis disfrutarlos porque están buenísimos!

Brownie 12

Nota: receta sacada del libro “Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados” de Caroline Bretherton. 

Tarta de Moka

Esta tarta es muy versátil, el sabor a café es bastante sutil y lleva un bizcocho esponjoso cubierto de una crema a base de mantequilla y café. La decoración que he hecho hoy no es muy complicada y os explico cómo hacerla, aunque cubierta completamente de almendra también queda genial.

Moka 8

Ingredientes para el bizcocho (para unas 6 personas):
6 huevos grandes
180 gr de azúcar
150 gr de harina de repostería
1 sobre de levadura Royal (16 gramos por sobre)

Ingredientes para la Crema de Café:
250 gr de azúcar
70 gr de agua
80 gr de yemas de huevo
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
Aroma de café líquido (no es imprescindible pero le da mayor sabor)

Otros ingredientes y herramientas:
100 gr de almendra fileteada y tostada para la decoración
1 manga pastelera (opcional)
Boquilla de estrella pequeña (opcional)
1 termómetro de azúcar (opcional)
1 cuchillo de sierra grande (opcional)

Ingredientes para el Almíbar:
50 gr de café
50 gr de azúcar
20 gr de aroma de café

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

PREPARACIÓN

Preparad el bizcocho con las cantidades que indico en esta receta. Podéis utilizar como ejemplo el bizcocho de este post. La receta es la misma pero he incrementado un poco las cantidades. Dejar enfriar el bizcocho sobre una rejilla y cortar por la mitad. Reservar cubierto con film transparente.

Tarta Moka
Preparar el almíbar dejando hervir el agua con el azúcar. Dejar enfriar y añadir el aroma de café.

Para la crema de café y mantequilla es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente. Poner en un cazo el agua y el azúcar a hervir a unos 117 y 121 grados, sino tenéis termómetro de azúcar, debe hervir con bastante fuerza.

En el bol de la batidora pondremos las yemas y, con la ayuda de unas varillas, batir hasta que esté espumoso. Verter con cuidado el almíbar caliente sobre las yemas mientras vamos batiendo. La mezcla irá blanqueando y poniéndose muy esponjosa, debemos seguir batiendo hasta que la mezcla enfríe (a unos 30 grados).

Moka 2

Echar una cucharada de aroma de café o en su defecto una cucharada de agua en la que disolveremos dos cucharaditas de café soluble. Poner la crema en un recipiente tapada con film transparente y dejar en la nevera que enfríe. Una vez frío podéis batirla levemente en la batidora si fuera necesario.

Moka 3

Coger el bizcocho y mojarlo con el almíbar para que quede jugoso.

Moka 5

Poner un centímetro de crema aproximadamente en el medio del bizcocho y colocar la segunda parte del bizcocho que también estará mojada el almíbar.

Cubrir el bizcocho con la crema por completo dejando un poco más de cantidad en la superficie. Alisarlo con la paleta lo más que podáis, sobre todo por la superficie, porque los laterales irán cubiertos de almendra por lo que no es necesario que os quede liso. Con un cuchillo de sierra (de los de cortar el pan), hacer el dibujo en la superficie del pastel, moviendo levemente de un lado a otro el cuchillo. Cubrir con las almendras los laterales.

Moka 6

Con la crema sobrante, podéis rellenar una manga pastelera y decorar la tarta tal y como aparece en la foto. En este caso he utilizado una boquilla de estrella pequeña pero podéis utilizar la que queráis. y con la manga pastelera hacer pequeñas estrellas alrededor. Dejar refrigerar.

Moka 7

Esta tarta está más buena de un día para otro.

Nota: Receta sacada de la “Enciclopedia de los Postres”.

El Chocolate

¿A quien no le gusta el chocolate?. Hoy hablaremos de este ingrediente, qué tipos de chocolates hay y qué características tiene. La historia del chocolate empieza en América Central, donde crece un pequeño árbol que durante todo el año está cubierto de flores, hojas y frutos. Los amerindios tostaban sus granos y preparaban una bebida conocida como xocolatl.

Para poder decir que una tableta es realmente de chocolate, el producto ha de contener como mínimo un 35% de cacao, un mínimo de 18% de manteca de cacao y más del 14% de cacao seco desgrasado.

El chocolate negro o amargo se obtiene de la mezcla de los granos de cacao junto con el azúcar. El chocolate se considera negro cuando por lo menos contiene un 43% de cacao, al menos un 26% de manteca y un 14% de cacao seco desgrasado. Cuanto mayor es el contenido de cacao más amargo es el chocolate, se entiende que el contenido óptimo de cacao está entre el 55% y el 75%.

Chocolate Negro

El chocolate con leche contiene leche añadida y tiene una proporción de pasta de cacao que suele estar por debajo del 50%, contiene una mezcla de granos menos elaborada que el chocolate negro. Normalmente el chocolate con leche suele contener como mínimo un 25% de cacao y por lo menos un 14% de leche en polvo. Si es “fino” o “superior” quiere decir que contiene más del 30% de cacao, con al menos un 2,5% de cacao seco desgrasado y un 28% de productos lácteos.

Chocolate Con Leche

El chocolate blanco en realidad es una mezcla de manteca de cacao, azúcar y leche por lo que realmente no se considera chocolate como tal. El chocolate blanco ha de tener como mínimo un 20% de manteca de cacao y un 14% de productos lácteos. Muchas veces, además de estos ingredientes le añaden un toque de vainilla. El chocolate blanco es mucho más blando que el resto de chocolates debido a su composición.

Chocolate Blanco

La manteca de cacao es esencialmente la grasa natural del grano de cacao y es de color amarillo claro, se ablanda a partir de los 30 grados y se funde aproximadamente a los 35 grados. Como se derrite a nuestra temperatura corporal, la manteca de cacao es la que da esa sensación de que el chocolate se funde en la boca. Es el agente que endurece el chocolate y hace que brille, el que logra el efecto crujiente cuando mordemos una tableta.

Cuando un chocolate indica que contiene esta manteca de cacao pura quiere decir que ese chocolate no contiene otras grasas vegetales diferentes de las propias del grano de cacao.

Manteca de Cacao

En el chocolate de alta gama, la manteca de cacao estará presente mientras que en los que son de menor calidad, ésta se sustituye por grasas de palmera o de frutos secos. Esta sustitución influye mucho en el sabor y la sensación de ligereza en el paladar.

El cacao en polvo se obtiene por presión de la pasta de cacao puro y se utiliza mucho en la repostería, muchas recetas contienen este ingrediente. Normalmente los bizcochos de chocolate y las cremas a base de mantequilla con sabor a chocolate se hacen a base de cacao en polvo de alta calidad y que además es sin azúcar añadida. También se utiliza por ejemplo para espolvorear postres como por ejemplo el Tiramisú.

Un cacao en polvo de calidad contiene aproximadamente entre 22 y 24% de manteca de cacao. Este ingrediente puede variar mucho en su precio y se debe en gran medida al porcentaje de manteca que contiene. Cuando veáis una receta con este ingrediente, es importante no confundirlo con por ejemplo Cacao solubles (Tipo Nesquik) o Cacao en polvo para hacer a la taza.

Cacao en Polvo

El hecho de que un chocolate tenga mayor o menor concentración de cacao no es el único indicador para saber si el chocolate es de mejor o peor calidad, lo que más influye es el proceso de elaboración y la combinación de sus tres ingredientes principales: la manteca de cacao, la pasta de cacao y el azúcar.

El chocolate debe conservarse en un sitio seco y fresco para que conserve al máximo sus propiedades y su aroma. Nunca debe conservarse en la nevera. Hay que procurar almacenarlo en sitios oscuros, ya que la luz puede estropear el aroma y el aspecto del chocolate, donde no haya humedad y con una temperatura fresca.

El hecho de elegir un chocolate u otro depende de los gustos de cada uno, aunque hay que tener en cuenta que una misma receta puede tener un acabado más dulzón si se utiliza por ejemplo un chocolate con menor concentración de cacao.

Para obtener un sabor intenso a chocolate, lo mejor es utilizar un chocolate de cobertura de alta gama que suele encontrarse únicamente en tiendas especializadas. Esta cobertura permite un acabado más brillante ya que contiene una mayor proporción de manteca de cacao, además es un líquido mucho más fluido y fácil de trabajar.

Nota: Información sacada del libro Tartas y Bizcochos Caseros, Enciclopedia de los postres y de clases con Jessica Pedemont (Chocolate Artisan – os recomiendo que busquéis información sobre ella, sabe mucho de chocolate!).